web hosting

AMAZON

Páginas vistas en total

Elige tu idioma

sígueme en las redes sociales

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
Descúbrelos

Buscar en este Blogs con google

seguir buena noticia en facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Suscribirse a mi canal

domingo, 14 de enero de 2018

HABLARLE A JESÚS SÓLO CON EL CORAZÓN


HABLARLE A JESÚS SÓLO CON EL CORAZÓN





INTRODUCCIÓN AL BLOGS

Este blog quiere ser un rincón para orar juntos a Dios.  Oramos convencidos de una PRESENCIA 
La fe recibida en el Bautismo necesita ser orada y convencida de tener un trato de amistad con Dios.

Esta Blogs pretende ser una CAPILLA VIRTUAL donde puedas rezar a Dios convencido de su presencia. 

Estas velas están encendidas para ti....
Situáte en la presencia  del Señor y ojalá que las oraciones que cada día sugiero sea una oportunidad para presentar tu vida a Dios como una ofrenda agradable y válida. 





                         INTRODUCCIÓN A LA ORACIÓN

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

«Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como en la alegría (Santa Teresa del Niño Jesús, Manuscrit C, 25r: Manuscrists autohiographiques [Paris 1992] p. 389-390).

La oración como don de Dios

2559 “La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes”(San Juan Damasceno, Expositio fidei, 68 [De fide orthodoxa 3, 24]). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde “lo más profundo” (Sal 130, 1) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf Lc 18, 9-14). La humildad es la base de la oración. “Nosotros no sabemos pedir como conviene” (Rm 8, 26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración: el hombre es un mendigo de Dios (San Agustín, Sermo 56, 6, 9).

2560 “Si conocieras el don de Dios”(Jn 4, 10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Él (San Agustín, De diversis quaestionibus octoginta tribus 64, 4).


HABLARLE A JESÚS SÓLO CON EL CORAZÓN
   


   Si haces un alto en tu camino déjate engalanar con el perfume de la oración, que puede esconder sin fatigas el lamento. No vuelvas a despreciar “el arpa del alma” que va despacio a susurrar al viento sus sueños, pero la vida se deja marchar, nada más llegar, con el fantasma del miedo y el desaliento.
   Te irás demasiado pronto al corazón del prójimo pero deja que tu memoria no olvide el amor primero, el huracán eterno donde mana lo fuerte.
   Deja que la ira se esconda temblando en los huecos del amor para que pueda ser purificada en su más recóndito centro.

   El Padre Pío decía: “Reza, espera y no te preocupes. … Dios es misericordioso y escuchará tu oración... La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios, Debes hablarle a Jesús, no sólo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones, debes hablarle sólo con el corazón”.

   ¡Hay escritos que vienen a nosotros con “vida propia” y que son capaces de satisfacer nuestras propias necesidades!... Una oración que escribió un soldado americano, muerto en África, y que fue encontrada en la su mochila: “Mira, Señor, yo nunca hablé contigo. Me dijeron que no existías... Pero esta noche, cuando estaba en la trinchera, una bala iluminó la oscuridad y vi tu cielo. Sólo entonces caí en la cuenta de que me habían engañado, al mirar con atención todo lo que Tú has hecho. Oh, Dios, ¿Y si me dieras un apretón de manos? ¿Cómo es posible que haya venido a parar a este infierno sin nunca haberte encontrado?
   Yo te amo; quiero que lo sepas. Sabes, Señor, la batalla va a ser tremenda. ¿Y quién sabe si yo mismo no iré a llamar a tu puerta? A pesar de que aquí no hemos sido amigos, espero que Tú mismo me abras. Y, pensando en esto, me echo a llorar: ¡Oh, cómo querría haberte conocido antes! Ahora que te conozco ya no tengo miedo a la muerte”.






Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

• BUENA NOTICIA  

• APRENDIZ DE POETAS  https://aprendizpoetas.blogspot.com/

• LUGARES Y RINCONES DEL MUNDO https://fbaenacalvo1.blogspot.com.es/

• CÓRDOBA, CIUDAD MÁGICA  

• LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES https://frasesinmortalesycelebres.blogspot.com.es/

• PALMA DEL RÍO Y LUQUE https://palmadelrioyluque.blogspot.com.es/

Gracias por entrar en mi canal de Youtube: 
Canal de Francisco Baena Calvo.
Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek
Conoce mi página web: 

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)



Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.




Si quieres conocer mis libros en Bubok

















www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.

CONOCE A FRANCISCO BAENA CALVO